Actividades



Experimenta y disfruta con una  “Armonización Personal”

            Cada vez más, nos es necesario estar en armonía con nosotros mismos y con el mundo en que vivimos. Pero nos es prioritario comenzar por armonizar aquellos aspectos de nuestra personalidad que están impidiendo que nuestra energía fluya de manera equilibrada entre mente, emociones y cuerpo físico.

            Es un trabajo de conexión con nuestra Presencia o Yo Superior. Abrirnos a ese nivel de profundidad, es lo que nos permite acceder a todo lo que ha quedado grabado en nuestra memoria celular y en los registros del alma, bajo formas distintas. Estas se encuentran ancladas y condensadas de forma arquetípica,  a través de creencias, que hemos incorporado como nuestras y que pertenecen a la memoria colectiva que ha generado la humanidad, las recogemos y asumimos como propias, determinando así, una forma de conducirnos por la vida. Con lo cuál, estamos esclavizados a una serie de  estereotipos que nos encadenan y por tanto, nos alejan de poder cumplir nuestro Plan de Vida actual.

Nuestra verdadera identidad es múltiple, nos es difícil acceder a ella porque existen distintos planos y realidades multidimensionales en nosotros. Cuando nos movemos con registros codificados en nuestra alma, es fácil hacer esta inmersión, viajando de forma sensitiva.
             
La puerta de entrada a la memoria del alma, queda establecida bajo signos poco visibles para nosotros, pero de forma simbólica, las imágenes fluyen, se muestran mentalmente, las recogemos y nos sirven como hilo conductor para acceder a niveles más profundos de conciencia, donde está la información primigenia y nos permite diluir, borrar y sanar todo lo que nos estaba ocasionando un daño irreparable, constituyendo la base del iceberg del que nosotros tan sólo atisbamos ver esa alteración de ánimo, ese dolor, o esa falta de valoración personal.  El fondo o meollo del asunto, siempre es más grande respecto a la problemática externa en que se plasma su manifestación.

Cuando liberamos la carga que llevamos, se traduce en nosotros como fuente de alegría, de tranquilidad, de paz, de armonía, o de generosidad,… etc. Dependiendo claro está, de la tesitura de los hechos que hemos experimentado anteriormente.

            Si te apetece tener más información de este sagrado trabajo que nos permite rescatar las entretelas de nuestra personalidad y curar los desgarros del alma. Puedes llamar gratuitamente desde la pagina de QDQ y buscar en Ambenka.

                                                                                  Antea
                                                                                    

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA POLUCIÓN EMOCIONAL DE LAS HABITACIONES DE HOTEL

¡ME CASO! ... TU NUEVA VIVIENDA, ¿REÚNE LAS CONDICIONES PARA QUE SEAS FELIZ?

ES ÉPOCA DE RINCONES