Entradas

Mostrando entradas de 2015

COMO SENTIRNOS VIVOS A TRAVÉS DE LA DECORACIÓN

Imagen
  DECORACIÓN  VIVA.- La naturaleza, fuente de vida Nuestro verdadero hogar lo sentimos cuando estamos en la naturaleza. A través de cada uno de sus elementos: agua, tierra, fuego, aire... nos potenciamos a nivel interno, ya que en nuestra composición energética, se encuentran ellos presentes.          De ahí, que cuando regresamos del campo, o la playa, nos encontremos pletóricos y revitalizados.                  Hay muchas maneras de incorporar elementos que den vida y estimulen nuestro hábitat: La fuerza y calidez de los colores,  intensifica el paisaje.  De forma inconsciente, lo que pretendemos conseguir en nuestro hábitat cotidiano, es un estar interno que nos revitalice por dentro, aunque nos calme por fuera.  Las formas nos envuelven con su delicadeza, acentuando  las proporciones luminosas del entorno.                                   Incluyendo materiales vivos Las plantas nos ayudan a enraizar nuestros proyectos El mimbre y la madera: apo

LA DECORACIÓN, alimento sustancial para nuestra alma

Imagen
        Bien es cierto que cada persona somos un mundo y conformamos en nosotros mismos una entelequia universal. De la misma manera y obedeciendo a ese patrón energético, cada uno, nos centramos en algo común y único, el sustento anímico que requiere, por así decirlo, nuestra alma.             Y es a través de los sentidos, sutiles en sus terminaciones nerviosas, los que absorben la sustancia volátil que desprende los diferentes matices de un color, de una forma o de una textura, obteniendo así, una columna de respuesta completamente aleatoria, según la particularidad del individuo.             Ser prudentes en la decoración tan sólo nos serviría para darle de comer a nuestra mente, no a nuestro espíritu.             En esta sociedad repleta de restricciones, qué mejor que generar un espacio donde nos sintamos libre por fuera y llenos por dentro. Donde cada pieza que nos rodee, sea el baluarte del elemento inspirador para ese día, ese rato, o para toda la vida.