EQUILIBRIO ENERGÉTICO


            Es muy importante para nosotros, en estos momentos de transición en los que se encuentra nuestro planeta, que optemos por alcanzar un equilibrio energético tanto físico, como mental y emocional.

            La razón de ello, es tratar de estar lo más armónicos posible, dado que la potencia de las energías que están llegando a la Tierra, son bastantes elevadas y necesitamos estar alineados internamente para poder asimilarlas.  Una manera de alcanzar tal objetivo, es logrando un equilibrio energético con el lugar donde vivimos.

       
     TU CASA HABLA DE TI. Tu vivienda actúa de catalizador de tu propia historia personal. Cuando nos adentramos en el Alma de la casa, nos ofrece información de aquellos aspectos de tu persona, que se encuentran en un equilibrio energético con tus cuerpos energéticos superiores.

            Al realizar una Terapia Ambiental en tu casa, nos va a permitir sanar cosas del pasado que todavía estaban sin concluir, dándonos así la oportunidad de iniciar esta nueva etapa de Luz limpios de polvo y paja, abiertos a rememorar una existencia plácida y amorosa, donde el lujo no radica en nuestro exterior, si no en establecer la sintonía adecuada entre tu cuerpo y tu alma.

            Los recuerdos del pasado nos atan, pero la Terapia Ambiental nos permite una reestructuración energético-ambiental de todo lo que está interactuando con ella, convirtiéndose tu casa en un lugar de LUZ y así, poder entrar en sintonía con la nueva vibración energética que se manifiesta a toda nuestra Galaxia.

            El poder vivir en armonía con el medio nos permite alcanzar un estado de salud óptimo. Es a través de esta técnica, que se erradica cualquier tipo de contaminación ambiental o geopatía del terreno, lo que supone liberarnos de enfermedades que creíamos que eran ajenas a la influencia medioambiental.

            Cada vez, se están realizando más descubrimiento científicos, que constatan la interacción a la que estamos sometidos con el medio donde vivimos, pero es través de mi experiencia como terapeuta del hábitat, que he ido viendo, que incluso la irritabilidad, los cambios de humor, o el mantener una relación agresiva a la hora de comer, … pueden estar dependiendo de la propia alteración del terreno, que presiona a nivel energético. Nuestros cuerpos sutiles se hacen eco de esta alteración y nosotros la manifestamos a través de nuestras emociones, o con un exceso de actividad mental y cuando es muy fuerte, acabamos contrayendo graves enfermedades.

            No dudes más, ¡atrévete a vivir la experiencia de una Terapia Ambiental!
            Salud y armonía para toda tu familia.
                                                                                 
Antea (Marien Carrión Codoñer)
                                                                                                        Terapeuta del Hábitat

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL COLOR DE MI CASA.

LA POLUCIÓN EMOCIONAL DE LAS HABITACIONES DE HOTEL

ES ÉPOCA DE RINCONES