UN LUGAR CON MUCHA ALQUIMIA: LA COCINA

No sólo se produce una transformación en los alimentos cuando los cocinamos, sino que la cocina, es el lugar óptimo para que se de una alquimia interna en nosotros.

De todos es sabido la interacción a la que se someten los diferentes alimentos que componen una receta, para transformarse en un guiso espectacular. 
De la misma manera, ocurre a nivel decorativo. Todos los materiales, colores, formas y texturas interactúan con nosotros, produciéndonos una sensación desagradable o de bienestar, dependiendo de cómo nos afecte su resonancia.

     

Cada persona de forma sustancial, necesita una serie de ingredientes internos para potenciar o inhibir su estado de ánimo, o calmarse mentalmente.
Al igual que ocurre con las personas, que nos sentimos más afines con unos o con otros, con los ambientes decorativos, es lo mismo. Las cualidades que nos aporta cada uno de los elementos, es lo que conforma la calidad ambiental de una estancia. Su resonancia energética, hace que nos encontremos bien o que salgamos de él, cuanto antes.

Mi pretensión es la de ser una guía para poder desarrollar vuestra percepción sensorial.
Sensibilizarnos al eco que produce en nosotros, el eco donde nos encontremos. 
Ello nos liberará de modas y nos permitirá elegir lo más adecuado para encontrar un estado de equilibrio personal.  

Antea (Marien Carrión Codoñer)
     Terapeuta del Hábitat


Comentarios

Entradas populares de este blog

LA POLUCIÓN EMOCIONAL DE LAS HABITACIONES DE HOTEL

¡ME CASO! ... TU NUEVA VIVIENDA, ¿REÚNE LAS CONDICIONES PARA QUE SEAS FELIZ?

ES ÉPOCA DE RINCONES