¿POR QUÉ BUSCAMOS CALIDEZ AMBIENTAL?

 Buscamos lugares cálidos, pero realmente están traduciendo una carencia de nuestro fuero interno, ya que busco en el exterior, lo que no tengo dentro. 
Lo correcto sería preguntarse, por qué necesito ese color, esa textura o ese mueble. 
¿A qué parte de mi persona le está nutriendo? ¿Qué aspectos de mi personalidad están susceptibles de esa necesidad que demando de forma inconsciente?
 Si miramos detenidamente la cantidad de tejidos que integran la decoración elegida, es un indicativo de que busco calidez en mi entorno. Cosa que se irá definiendo todavía más, dependiendo de la textura de los mismos: sedas, telas transparentes, con brillo, tersura envolvente, con poca o mucha caída,... etc. Todo un diálogo emotivo. 

Busquemos en el entorno más cercano, que es nuestra casa, si hay mobiliario en el que está conformado por tejidos, ver cuál es el tipo de tela escogida, el dibujo, si posee textura y sobre todo, El ambiente decorado de esta foto denota una cierta calidez, pero además, hay otra connotación que nos sería conveniente percibir y es, si esa estancia es envolvente. 
 Si hay falta de abrazos en mi vida, si en mi infancia no me han envuelto de mimo ni de ternura, porque mi familia no exteriorizaba su sentimiento de afecto, recreo sin darme cuenta de ello, esa carencia y elijo ambientes, en los que sus componentes me abrazan, en donde la tersura de sus componentes, me abrigan y abrazan.
            ¿Te parece envolvente este ambiente?, busca por tu casa si existe alguna habitación en la que te sientas abrazada por ella.

Antea (Marien Carrión Codoñer)
     Terapeuta del Hábitat

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA POLUCIÓN EMOCIONAL DE LAS HABITACIONES DE HOTEL

¡ME CASO! ... TU NUEVA VIVIENDA, ¿REÚNE LAS CONDICIONES PARA QUE SEAS FELIZ?

ES ÉPOCA DE RINCONES