ES ÉPOCA DE RINCONES



BÚSCATE TU RINCÓN FAVORITO
Los beneficios de tener un espacio para tí


 El invierno es una época que nos induce a la introversión, a estar con uno mismo, a encontrar esa tranquilidad y paz interior que tanto necesitamos después de un atareado día de trabajo.
 Un pequeño rincón donde aislarnos nos va a permitir reflexionar, encontrarnos con nuestro diálogo personal y deliberar para tal vez, tomar decisiones. De ahí, la importancia de buscarnos en nuestro hogar un rincón en donde sea el baluarte personal de desconectarnos diariamente de todo aquello que nos preocupa, pero a la vez, de reconexión personal hacia nuestro interior.

 Para ello no necesitamos mucho: un sillón, hamaca, butaca, un asiento en el que nos encontremos cómodos y nos permita ahuecarnos por dentro y disfrutar por fuera de una buena lectura, una meditación, de escuchar música, o de ir escribiendo como oportunidad de vaciarnos del vacuo contenido diario. 
Sumergirte en un vacío sideral y comenzar a respirar aromas de naturaleza, de ahí la importancia, sobre todo si se vive en la ciudad, de rodearnos de plantas, algún ramo de flores, o elementos decorativos como conchas marinas, algún coral, hacer una composición con diferentes tipos de de minerales y como broche de oro, fragancias naturales, aceites esencias o un quemador de hiervas. Todo ello, envuelto con la llama incandescente de una vela. Mirar el fuego nos relaja y atenúa el ritmo cardiaco. Los aromas nos relajan y diluyen la carga emocional que a nivel ambiental vamos envolviendo nuestro hogar. 

Saborear ese momento de tranquilidad, de alejarnos del barullo diario y limpiar nuestra mente de la basura que almacenamos con nuestros innumerables pensamientos negativos, que de forma inconsciente vamos formulando. 

Tener un rincón en nuestro hogar es una forma de encontrarnos con nosotros mismos, de buscar sentido a lo que hacemos y aunque sea media hora diaria, es una excelente manera de reconocer que nosotros somos importantes y de hacernos respetar por el resto de la familia (pareja, niños, padres). Supone una regeneración personal si logramos crear ese hábito personal, lo que afectará positivamente a los que nos rodean, ya que al recargar las pilas internas, nos encontraremos mejor por lo que se verá beneficiada nuestras relaciones personales más próximas. 

¿A qué esperas para elegir el lugar adecuado para ubicar tu pequeño y placentero rincón? 
                 Y no olvides rodearte de aquellas cosas que te agradan: la fotografía de algún ser querido, la belleza de un pequeño elemento decorativo, un cuadro o mandala que te inspire, te relaje o te lleve a un estado meditativo. Tu elijes ubicarte en una zona luminosa, o en la penumbra, depende de aquello que más te conforte, dado que cada persona somos un mundo diferente, no hay regla alguna, tan sólo, sentirte bien en ese espacio elegido, notar que te relajas y que eres feliz por unos momentos, porque son sólo para tí.
También es posible, que con el cambio de estación, nuestro rincón se traslade a otra parte de la casa. O dado nuestro cambio interior, apostemos por otra zona de la casa. 
Viendo los beneficios que nos aporta nuestro rincón favorito, con el tiempo lo podriamos denominar: "RINCÓN TERAPIA".
                              Pues a disfrutar de nuestro rincón favorito.
               

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA POLUCIÓN EMOCIONAL DE LAS HABITACIONES DE HOTEL

EL COLOR DE MI CASA.