¿CUÁL ES LA HUELLA AMBIENTAL QUE HA QUEDADO EN TU CASA, TRAS EL CONFINAMIENTO?

A través de mi experiencia con la Terapia Ambiental, en diferentes tipos de hábitat, he ido viendo la interacción a la que estamos sometidos con el medio. Cómo llegan las cosas que ocurren en el exterior de la casa y traspasa muros, a especie de aroma que se filtra e impregna el ambiente de nuestro hogar.
De la misma manera, nuestro estado de ánimo, los pensamientos que tenemos, generan una onda expansiva que día tras día, va conformando el eco de nuestra casa, o del lugar donde trabajemos.
Si nos acordamos cuando éramos pequeños, que es la época en la que estamos menos contaminados por la mente y nuestra sensibilidad es más auténtica. Hemos tenido situaciones de no querer entrar a la casa de algún familiar, porque no estábamos bien allí, o llorar sin sentido, en un espacio de mucha concentración de gente. Nuestro radar interno, nos llevaba a captar el tipo de energía que había en ese sitio, o de las personas que allí vivían.

¿DE QUÉ HAS EMPAPELADO LAS PAREDES DE TU CASA, EN LOS DÍAS DE CONFINAMIENTO?

               Si has tenido miedo, o has estado ansioso/a, malhumorado, viviendo el descontrol de una situación, o irritado porque tus planes, o tu trabajo se fueron a pique. Has trazado un envoltorio en tus paredes, lleno de nubarrones, de colores grises y negros. Siendo los muros de esas paredes gruesos, que te generan impotencia y falta de posibilidades.
                Si por el contrario, tus pensamientos han sido de que nos tocaba dar un cambio en la forma que estaba viviendo la humanidad, o aprovecho la posibilidad de adentrarme en mí, de buscar nuevas formas de comunicarme con mi familia,...etc.  Hemos conformado un tapiz floral en nuestras paredes, lleno de esperanza y de apertura.



¿Y QUÉ RESULTADO OBTENEMOS DE TODO ELLO?

              Pues es lo mismo que si hubiéramos cocinado coliflor, que se llena toda la casa de su olor. Las emociones de victimismo y los pensamientos de terror, sean del tipo que sean, se expanden por toda la casa.
            Lo más importante de todo ello, es tomar consciencia de que está en nuestra mano, entrar en un estado de  "ecología mental y emocional", tratar de ser positivo, cambiar la irritabilidad por comprensión y amabilidad. Disolver el enfado a través de una disposición hacia el entendimiento....etc.
             Y si vuestra casa está demasiado cargada por situaciones extremas de enfermedades, fallecimientos, separaciones,...etc. Saber que siempre es posible disolver toda esa "huella del ecosistema" a través de la Terapia Ambiental. Lo que permitirá darnos el impulso de comenzar de nuevo, sin la carga emocional o mental, que tiraba de nosotros, impidiendo iniciar una nueva trayectoria personal.
              ¿De qué quieres llenar tu casa? Siempre, tú, eres el que elije.



                                                                                  Antea (Marien Carrión Codoñer)
                                                                                           Terapeuta del Hábitat



                       Puedes contactarme en: antea.saludyhabitat@gmail.com



Comentarios

Entradas populares de este blog

LA POLUCIÓN EMOCIONAL DE LAS HABITACIONES DE HOTEL

ES ÉPOCA DE RINCONES

¿SABES DE QUÉ ESTÁ COMPUESTA EL ALMA DE TU CASA, DE TU NEGOCIO, DE TU SALA DE TERAPIAS,...?